Conocemos a Sara Cano, escritora y antigua alumna de UWC Adriatic

“Cuando te dedicas a escribir no hay nada mejor que un sitio en el que tienes 200 estudiantes de cien países distintos para empaparte del mundo y de historias”

 

Cuando Sara Cano terminó sus estudios en UWC Adriatic (bienio 2003-3005), decidió estudiar Filología Árabe y especializarse en edición. Su carrera en la literatura empezó poco a poco: primero como traductora editorial, luego como editora y, finalmente, como autora de las sagas juveniles “La guerra de 6ºA”, “Jurásico Total” y, el libro ilustrado feminista, “El futuro es femenino”.

A esta “cazadora de historias”, la experiencia en UWC Adriatic le sirvió para empaparse del mundo y de vivencias. ¿Se inspiraría en ellas para crear sus obras? ¡No te pierdas su entrevista y conoce a nuestra escritora favorita!

29665094_1800952896872991_3670502630255966712_o

Sara con los ejemplares de “Perdidos sin Wifi”. Sara Cano.

P: Sara: traductora, correctora, editora, lectora editorial  y autora varios libros infantiles y juveniles, según tu biografía de Twitter. ¿Cuándo empieza tu pasión por la lectura?

R: De siempre. Mis padres cuentan que, cuando todavía no sabía leer, ellos me contaban cuentos, los memorizaba y se los contaba. Entonces era muy pequeña y parecía que sabía leer, pero era mentira. No recuerdo un momento de mi vida en el que no me haya dedicado a esto, a leer y escribir, es muy vocacional. De hecho, una de mis primeras fotos de pequeña es yo sentada en un “silloncito” con un libro y una pose como muy adulta, pero era un “mico”.

P: ¿En qué momento decides que lo tuyo son los libros y te quieres dedicar a ello profesionalmente?

R: Fíjate que me costó. A pesar de que era muy vocacional, nunca creí que me pudiera dedicar profesionalmente a esto, me parecía que no había mucha salida laboral. Yo me dedicaba más a las lenguas, estudié Filología Árabe después de los dos años en Colegios del Mundo Unido. Siempre me habían atraído muchos los idiomas, todo lo que tuviera que ver con el lenguaje escrito, hablado y la comunicación.

En un primer momento, mi vocación fue por ahí, por la traducción, pero luego me terminó llamando otra vez la literatura. Cuando acabé la carrera y me tuve que especializar, hice un máster en edición. Eso fue hace 8 años, en 2009.

Desde entonces, he ido pasando por varias etapas: traductora editorial, lectora editorial, editora, ahora autora… Fue justo al terminar la universidad cuando dije, “sí, lo de los idiomas está muy bien y me apasiona mucho, pero yo lo que quiero hacer es literatura”.

197507_1004041256134_7129_n

Sara en UWC Adriatic en Duino (Italia). Sara Cano.

P: Fuiste a UWC Adriatic en la convocatoria de 2003-2005,  ¿cómo influyó en tu vida profesional esta experiencia?

R: En la profesional, todo suma. Cuando te dedicas a escribir, eres un cazador de experiencias, así que no hay nada mejor que un sitio en el que tienes 200 estudiantes de cien países distintos para empaparte del mundo y de historias. 

También me llevo mucho a nivel idiomas, por supuesto. El mundo de la lectura no se limita a tu lengua madre porque hay un montón de universos por explorar. Cuanto más cerca de la lengua original estés, mucho mejor. Así que aprender italiano, comunicarte en inglés y toda esa soltura que te da UWC ha tenido muchísima importancia.

P: ¿Y en la personal?

R: Pues todo. Yo creo que no sería la persona que soy ahora si no hubiera vivido la experiencia de los colegios. Es, seguramente, la cosa que más marca tu personalidad siendo adolescente. No me imagino como sería Sara si no hubiera ido a UWC. Pero sé que soy una persona distinta gracias a haber ido.

Tengo mayor apertura mental, casi todos los problemas del mundo tienen un rostro conocido. Ha sido una experiencia fundamental en mi formación y en el desarrollo de mi personalidad.

10453444_10152542992642177_8077774318788407032_n.jpg

Con amigos. Sara Cano.

P: Dices que Colegios del Mundo Unido es un hervidero de historias, ¿ha habido algo en UWC que te haya inspirado para escribir alguno de tus libros?

R: Supongo que sí, que las cosas que pasan en UWC al final las incorporas de manera inconsciente, pero no hay una anécdota concreta.

Ahora, por ejemplo, la última serie que he sacado, Jurásico Total, transcurre en un internado que está en medio del campo y es bastante particular. Pensándolo bien, sí que tiene un poco de UWC (risas).

208595_1004041136131_5978_n

Vestida de chulapa. Sara Cano.

P: Eres autora de la serie  juvenil “La guerra de 6º A”, ¿de qué va esta serie y cómo surgió la idea de escribirla?

R: La guerra se 6º A trata sobre un colegio en el que hay una clase de niños de sexto que tienen un enfrentamiento con la clase de enfrente. Son 6º A y 6º B y tienen la lucha mortal que tienen todos los colegios. Es una guerra de bromas muy divertida.

Nació por la voluntad de que los niños lectores de esa franja de edad, de entre 8 y 12 años, encuentren referentes más cercanos. Ya hay series parecidas de humor: “El diario de Greg”, “El diario de Nicky”… Pero resultan un poco distantes en las cosas que les pasan a los niños, cómo hablan, etc. Además, juegan al béisbol y ven partidos de fútbol americano.

Me parecía interesante traer eso a una realidad más cercana y creo que ha funcionado muy bien, sobre todo con niños a los que no les gusta mucho leer, que les cuesta, que son perezosos con la lectura … Se ríen muchísimo y, al final, les engancha a seguir con otras lecturas. Creo que es el gran logro de “La guerra de 6º A”.

Es una serie de humor descabellado y para no parar de reír, seas niño o seas mayor, porque hay algunas cosas que seguro que las captan mejor los mayores.

12294701_10207359433918906_2812598916218620141_n

“La guerra de 6ºA en librerías”. Sara Cano.

P: Recientemente has publicado “Perdidos sin wifi”, el primer libro de la saga “Jurásico Total”. ¿Qué se va a encontrar el lector en este libro?

R: Jurásico Total es una serie de aventuras y fantasía -con una base científica- que estoy construyendo con un paleontólogo. “Perdidos sin wifi” es un libro que trata de cinco amigos que estudian en un colegio internado que está cerca de una excavación paleontológica en la que trabaja una sociedad de paleontólogos haciendo investigaciones. De repente, descubren un portal dentro de la propia excavación que les lleva a un mundo en el que los dinosaurios nunca se extinguieron. Este mundo tiene sus propias reglas de funcionamiento. No viajan al Jurásico ni al pasado, viajan a un lugar en el que pasaron ciertas cosas distintas a nuestro mundo y los dinosaurios siguen vivos.

P: ¿Es un mundo paralelo?

R: Sí, es un mundo paralelo. Se van a encontrar criaturas de todo tipo… A todo esto, con el fundamento que tiene escribir con un paleontólogo. Tiene mucha fantasía, es un libro de aventuras puras, tiene mucho humor, pero no es como “La guerra de 6º A”.

Es un libro pensado para que los niños aprendan de dinosaurios. Incluye fichas técnicas sobre los dinosaurios que aparecen en él, no aparecen los dinosaurios típicos, aparecen dinosaurios de los que no se sabe tanto… Hemos intentado combinar estas dos facetas: la más literaria y la más científica en la creación de esta serie.

Vídeo sobre “Perdidos sin wifi”. El Pakozoico.

P: ¿Para cuándo el próximo libro de ‘Jurásico Total’?

R: Pues el segundo libro sale en junio y, ahora mismo, estamos escribiendo el tercero. Este año se van a publicar tres, en abril, junio y septiembre. Si tienen buena acogida, continuaremos con la saga el año que viene.

P: También acabas de publicar un libro de cuentos ilustrado titulado “El futuro es femenino”, que ya va por la segunda edición. ¿De qué se habla en estos cuentos?

R: “El futuro es femenino” es una historia completamente diferente. Se trata de un libro ilustrado en el que colaboran ocho de las ilustradoras más conocidas en España: María Hesse, Ana Santos, Laura Agustí, Agustina Guerrero (La Volátil), Leire Sidia, Amaia Arrazola y Elena Pancorbo. Nos juntamos en este libro para crear ocho historias con situaciones de desigualdad y machismo que afectan, sobre todo, a las niñas.

Queríamos un libro en el que la protagonista fuera la lectora. Si no es la niña que lo está leyendo, pues la madre que se lo ha comprado, que se ha visto reflejada en alguna de las situaciones que se cuentan en el libro. Son ocho cuentos muy cortitos, cada uno con una ilustración a doble página que cuentan situaciones de desigualdad a las se enfrentan las niñas desde que nacen, prácticamente.

IMG-20180414-WA0006

A la izquierda, “El futuro es femenino”. Sara Cano.

Hay un cuento que habla sobre una niña a la que sus padres no quisieron agujerearle las orejas cuando nació y, cuando tiene diez años, se enfrenta al dilema de sufrir por estar guapa, porque es un una expectativa social, o no hacerlo.

Tenemos un cuento también que habla del empoderamiento sobre el espacio, de cómo los colegios, los patios por lo general, son dominio del fútbol y de actividades masculinas y las niñas quedan relegadas a una “esquinita”. Hay un cuento también sobre una niña transexual. Quería que la infancia transexual tuviera un espacio en estas historias porque parece que el feminismo a veces se olvida un poco de que hay niñas con pene.

De la misma forma, en este libro se habla sobre la menstruación, sobre los cambios hormonales y cómo se viven de una manera más avergonzante de cómo los viven los chicos. Hay un cuento que habla de la invisibilización de la mujer en el arte, en la ciencia… Son pequeñas situaciones de lo que se considera micromachismo, que a mí no me gusta el término “micro” porque el machismo nunca es “micro”.

Al final, las protagonistas de estas historias tienen una visión empoderada, ellas le dan la vuelta a la historia y salen solas de la situación de injusticia. Es un libro que tiene una vocación de que la persona que lo está leyendo, ya sea mujer u hombre, se de cuenta de que esto existe y de que hay maneras de revertir estas situaciones.

P: ¿El futuro es femenino?

R: Esperemos que el futuro sea femenino. El presente es masculino, eso está clarísimo. Para que el futuro sea femenino, tiene que haber más libros como este, más gente que se conciencie y más feminismo. En la primera entrevista que me hicieron, lo dije sin pensar pero es verdad, para que el futuro sea femenino, el presente tiene que ser feminista.

P: Sara, ¿cuáles son tus proyectos de futuro?

R: Trabajo como autónoma, dando servicios editoriales a distintas editoriales. Hago traducciones, correcciones… Trabajo con mi pareja, que es ilustrador, así que todo este trabajo lo hacemos juntos. Espero seguir así, recibiendo muchos encargos y trabajando en el mundo del libro infantil y juvenil, que es mi pasión.

P: ¡Gracias, Sara!

R: ¡Gracias a ti!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s